Para este juego de equipo, serás lanzado a una arena dividida en tercios con una pila de 50 huevos en el centro. Cada equipo tiene que recoger los huevos y dejarlos caer en su nido (porteria). El equipo con la menor cantidad de huevos es eliminado.

Este juego es mucho más que la lucha inicial por los huevos del centro. Una vez que los agarran, se convierte en un juego de robar huevos de las metas de los otros equipos.
La fase de robar dura mucho más que el guión inicial. Es una total libertad para todos.

Asegúrate de que tu equipo tenga al menos una persona cerca o en tu nido para que actúe como portero. Agarrar a los jugadores que intentan robar tus huevos durante el tiempo suficiente hará que dejen caer su recompensa.